La OCU da el truco definitivo para calentar la casa sin encender la calefacción

OK Diario   25/11/2022 17:06

Teniendo en cuenta el alto precio del gas, seguro que te interesa conocer el truco definitivo de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para ahorrar en la factura. La organización pone el foco en la forma en la que los usuarios hacen uso de la calefacción, y ha dado una serie de pautas acerca de cómo reducir el gasto en calefacción.

El estudio señala que, de media, los españoles gastan aproximadamente 600 euros al año en calentar sus hogares, pero este importe puede aumentar exponencialmente por la subida del precio del gas.

Las claves para calentar la casa sin calefacción

Existen muchas viviendas en las que la calefacción no está integrada por alguna razón, y la OCU señala que existen un gran número de alternativas, como radiadores, estufas o calefactores.

Por supuesto, para evitar sorpresas desagradables en la factura, hay que saber cuál de estos aparatos es el más eficiente, valorando el precio de compra y el coste de utilización. Son aparatos portátiles cuya potencia no llega a calentar toda la casa, pero para conseguir una temperatura agradable en el salón mientras trabajas en el ordenador o ves una película, son más que suficientes.

Si no sabes cuál elegir, este es el gasto aproximado por hora de uso de cada aparato según la OCU:

Lo más importante es mantener las ventanas y las puertas cerradas para tratar de aislar todo lo posible la vivienda de la temperatura exterior. Ahora bien, es importante ventilar a diario todas las estancias, abriendo las ventanas de par en par durante 10 o 15 minutos, preferiblemente a primera hora de la mañana.

Si no tienes ningún calefactor o estufa, a la hora de dormir puedes introducir una bolsa de agua caliente entre las sábanas. Una solución tan antigua como eficiente. También puedes apostar por las sábanas de franela o de tejido polar para no pasar frío por la noche.

¿Has oído hablar de las cortinas térmicas? Ayudan a conseguir una temperatura homogénea en el hogar y su instalación es muy sencilla, ya que se instalan de la misma manera que las convencionales. La diferencia está en el tejido; las cortinas térmicas se componen de tres capas confeccionadas con materiales aislantes y resistentes a las bajas temperaturas.

Cookie Settings