Alimentos básicos que siempre debes tener a la mano

Noticias 24 México   07/08/2022 00:14

Preparar una comida rápida y nutritiva requiere una cocina bien surtida. Sin embargo, muchos alimentos saludables populares son altamente perecederos y deben usarse en unos pocos días, lo que hace que muchos cocineros caseros consuman rápidamente sus reservas de alimentos.

Aún así, puede mantener una cantidad de alimentos básicos saludables y duraderos en su despensa, congelador y refrigerador, y usarlos para preparar comidas y meriendas ricas en nutrientes, incluso cuando no tenga los alimentos habituales.

Aunque no existen los alimentos milagrosos, la importancia de llevar una dieta equilibrada es indiscutible.

Así se denomina a la que cubre todas las necesidades individuales de los distintos nutrientes: hidratos de carbono, proteínas, lípidos (grasas), minerales, vitaminas y agua. Al mismo tiempo que nos proporciona la energía que precisamos, ni más ni menos

Frijoles y lentejas secos y enlatados

Los frijoles y las lentejas se encuentran entre los alimentos más saludables que puede comer. Además, los frijoles y las lentejas secos y enlatados tienen una vida útil muy larga, lo que los convierte en una excelente opción de alimentos no perecederos para tener en su cocina.

Nueces, semillas y sus mantequillas

Las nueces y las semillas son potencias nutricionales que proporcionan grasas saludables, proteínas saciantes, fibra y una variedad de vitaminas y minerales.

Según el tipo, las nueces y las semillas se pueden conservar a temperatura ambiente durante 1 a 4 meses, lo que las convierte en un ingrediente inteligente para guardar en la despensa

Aceite de Oliva

Este alimento estrella de la dieta mediterránea no podía faltar en nuestra lista.

Gracias a su alto contenido en ácido oleico (omega 9) tiene claras propiedades cardiosaludables.

Las evidencias científicas indican que produce en sangre una disminución del colesterol malo (LDL) y aumento del colesterol bueno (HDL).

Además, contiene vitamina E a raudales, que protege a las arterias del colesterol ya existente en la sangre, previniendo la arteriosclerosis.